La literatura y la pedagogía fueron las grandes pasiones de Josefina Aldecoa. Doctora en Pedagogía, fue la fundadora y directora del Colegio Estilo desde 1959 hasta su muerte en el 2011. Su madre y su abuela fueron maestras que aplicaron la ideología de la Institución Libre de Enseñanza. Josefina formó parte del grupo literario que produjo la revista de poesía Espadaña. Nacida en 1926 en La Robla, León, se trasladó a Madrid en 1944, donde estudió Filosofía y Letras y se doctoró en Pedagogía por la Universidad de Madrid con una tesis sobre la relación del niño con el arte, que luego publicaría bajo el título El arte del niño (1960). En Madrid entró en contacto con un grupo de escritores que luego formarían parte de la Generación de los 50: Carmen Martín Gaite, Rafael Sánchez Ferlosio, Alfonso Sastre, Jesús Fernández Santos e Ignacio Aldecoa, con quien se casaría en 1952 y del que tomó su apellido tras su muerte en 1969. Publicó A ninguna parte (1961), Los niños de la guerra (1983), La enredadera (1984), Porque éramos jóvenes (1986), El vergel (1988), Cuento para Susana (1988), Historia de una maestra (1990), Mujeres de negro (1994), Ignacio Aldecoa en su paraíso (1996), Espejismos (1996), La fuerza del destino (1997), Confesiones de una abuela (1998), Pinko y su perro (1998), El mejor (1998), La rebelión (1999), El desafío (2000), Fiebre (2001), La educación de nuestros hijos (2001), El enigma (2002), En la distancia (2004), La Casa Gris (2005) y Hermanas (2008). En el 2003 obtuvo el Premio Castilla y León de las Letras. Su cariño y su pasión por la literatura y la pedagogía, por el arte, la libertad y la excelencia siguen reflejándose hoy en el Colegio Estilo.